Bancos chilenos muestran nula presencia de políticas para prevenir inversiones en crueldad animal

 Bancos chilenos muestran nula presencia de políticas para prevenir inversiones en crueldad animal

Estudio realizado por la iniciativa social Shifting Values evaluó a tres casas bancarias nacionales y ninguna obtuvo una sola puntuación. Además, algunos bancos extranjeros que operan en el país, como Scotiabank, también fueron calificados.

Un nuevo reporte publicado este 6 de diciembre por la ONG internacional Sinergia Animal y la iniciativa social Shifting Values, muestra que al menos la mitad de los bancos e inversores evaluados no tienen políticas para prevenir las peores formas de crueldad animal, a la hora de decidir sobre préstamos y financiamiento.

El documento, lanzado a través de la plataforma interactiva banksforanimals.org, evaluó las políticas de 69 bancos e inversores de 19 países diferentes de los cinco continentes (Asia, Europa, América del Norte, Oceanía y América del Sur).

De estos, el 90% obtuvo menos de la mitad de la puntuación total alcanzable, compuesta por 21 criterios como la prohibición de las mutilaciones y el confinamiento de animales de granja en jaulas, la experimentación con animales y el comercio de animales salvajes. Casi la mitad de las instituciones no obtuvieron ni un solo punto.

“Instamos a los bancos a adoptar políticas más estrictas para prevenir algunas de las peores prácticas en contra de los animales. Esto es de vital importancia para los animales, pero también es una estrategia de mitigación de riesgos para las mismas instituciones financieras”, explicó Merel van der Mark, Directora de Finanzas y Bienestar Animal en Sinergia Animal, una organización internacional de protección animal que trabaja en países del Sur Global para reducir el sufrimiento de los animales de granja y promover opciones de alimentación más compasivas, al tiempo que afirma que “estar vinculados al financiamiento de granjas industriales, por ejemplo, puede suponer un grave riesgo de reputación.

Los bancos evaluados en los países donde trabaja Sinergia Animal obtuvieron una puntuación muy baja. Los bancos chilenos y tailandeses obtuvieron una puntuación del 0%, los argentinos una media del 0,6%, los indonesios una media del 1,6%, los colombianos una media del 1,8% y los brasileños una media del 4,3%.

En Chile, el proyecto evaluó tres bancos -el Banco de Chile, el Banco de Crédito e Inversiones y el Banco Estado- y ninguno de ellos obtuvo una sola puntuación, lo que significa que no tienen políticas que coincidan con ninguno de los 21 criterios. Además, algunos bancos extranjeros que operan en el país, como Scotiabank, también fueron calificados.

«Es muy preocupante ver que estos bancos, especialmente los que tienen una alta exposición al sector ganadero, como los bancos rurales o agrícolas, carecen de muchas políticas importantes cuando se trata del bienestar animal, como negarse a financiar operaciones que confinen a los animales en jaulas diminutas y los mutilen sin anestesia y analgésicos. Hay mucho margen de mejora», afirma Merel.

Actualmente, los cinco primeros bancos con políticas que tienen en cuenta de forma significativa el bienestar animal son los bancos holandeses Triodos y de Volksbank, ambos con 95% de los puntos. Les siguen Australian Ethical (74%), y los holandeses ABN Amro (57%) e ING Group (55%).

Más transparencia para el sector financiero

El objetivo del proyecto Bancos por los Animales es incrementar la transparencia en el sector financiero, alentando a las instituciones financieras privadas a mejorar sus políticas hacia mejores prácticas en lo que se refiere al trato de los animales, y también apoyar una transición hacia sistemas alimentarios basados en plantas.

Las políticas que fomentan el bienestar animal y las dietas basadas en plantas funcionan como protocolos que guían a cada banco cuando decide en qué invertir su dinero. Si la institución tiene una política de bienestar animal fuerte, significa que deberían abstenerse de financiar ciertas prácticas y actividades consideradas como las más crueles hacia los animales.

Lo mismo ya ha ocurrido con otras áreas de preocupación, como los derechos humanos y del medio ambiente. “Los bancos han avanzado mucho más cuando se trata de políticas sobre combustibles fósiles o deforestación. Esperamos que este reporte los aliente también a progresar por los animales”, comenta van der Mark.

Plataforma interactiva

La web www.banksforanimals.org incluye las cuentas de redes sociales de los bancos y otras formas de contacto, para que las personas puedan enviarles un mensaje a estas instituciones, exigiendo mejores políticas -o para felicitar a aquellas que ya tienen buenos estándares en marcha.

También presenta a los usuarios un ranking actualizado del puntaje de cada banco en relación con políticas de bienestar animal, así como un sistema para comparar a los bancos, que puede ser útil para las personas cuando decidan de qué banco serán clientes.

“Los bancos usan nuestro dinero para hacer inversiones. Ellos mantienen el dinero que los clientes dejan en sus cuentas y, al mismo tiempo, ofrecen créditos para negocios y otras personas. Estos préstamos pueden utilizarse con diferentes propósitos, entre ellos, algunos pueden dañar a los animales enormemente”, explica la directora.

El sitio web fue desarrollado en asociación con Tech to the Rescue, Gerere y Netguru. “Fue parte de un un programa pro-bono que pretende mostrar cómo la tecnología puede utilizarse para el bien, para construir un mundo mejor», afirma Jacek Siadkowski, Director General de Tech To The Rescue.

La plataforma se publica con licencia de código abierto, lo que significa que su código puede reproducirse en otros contextos de forma gratuita, lo que pretende fomentar la innovación en el tercer sector.

Angel Torres Escalera

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.