Región de la Araucanía busca levantar primer monumento histórico en un recinto militar para rescatar la memoria local a 50 años del Golpe

 Región de la Araucanía busca levantar primer monumento histórico en un recinto militar para rescatar la memoria local a 50 años del Golpe

Ingreso a Base Aérea Maquehue

Un grupo de familiares y víctimas de tortura en dictadura ingresó al Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) la petición en busca de la declaratoria de un Monumento Histórico al interior de la Base Aérea Maquehue, destinado a la memoria, educación y reflexión en torno a los hechos ocurridos en ese recinto militar.

Este 11 de septiembre se cumplen 50 años del Golpe de Estado que dio paso a un régimen militar que se extendió por 17 años; y al igual que el resto del país, la región de La Araucanía no estuvo exenta de vivir las violaciones a los derechos humanos que se cometieron durante ese periodo.

En este contexto, de conmemoración de los 50 años de estos hechos, es que un grupo de familiares y víctimas de estos actos buscan levantar un Monumento Histórico, destinado a la memoria, al interior de la Base Aérea Maquehue, que ha sido calificada en diversos informes como uno de los principales centros de prisión política y tortura de la novena región.

Región de La Araucanía en Dictadura

En la región de La Araucanía, han sido reconocidos por el Estado chileno 175 casos de violaciones a los derechos humanos con resultado de muerte o desaparición, de los cuales 133 ocurrieron sólo en el año 1973. Asimismo, los casos de prisión política y tortura sumaron un total de 2.462 víctimas durante el periodo de la dictadura; la mayoría de las detenciones se dieron durante los primeros meses posteriores al golpe de Estado.

Hoy existe un reconocimiento de 76 lugares en los que se cometieron graves delitos de lesa humanidad en la novena región, siendo uno de estos la Base Aérea Maquehue, ubicada en la comuna de Padre Las Casas, la cual fue utilizada como centro de detención y tortura durante los primeros años de la dictadura cívico-militar. De acuerdo a testimonios recopilados por la Comisión Nacional Sobre Prisión Política y Tortura (Valech) este recinto militar funcionó principalmente entre los años 1973 y 1974. Asimismo, de acuerdo al Informe de Verdad y Reconciliación (Rettig) se estima que, en este lugar, junto al Regimiento Tucapel y Cárcel Pública de Temuco, fueron detenidas entre quinientas y setecientas personas.

Cabe destacar que esta base militar no solo fue testigo de prisión política y tortura, sino que también se constituyó como un centro en el que muchas personas fueron vistas por última vez, posteriormente asesinadas y sus cuerpos desaparecidos.

Base Aérea Maquehue y su rol en Dictadura

Existen reconocidos casos en la Región de la Araucanía de personas que fueron asesinadas en estas dependencias y sus cuerpos hechos desaparecer.

Sin ir más lejos, el Hospital Regional de Temuco lleva el nombre de Hernán Henríquez Aravena, médico que al momento del Golpe de Estado ejercía como Jefe Zonal del Servicio Nacional de Salud de las Provincias de Malleco y Cautín, quien fue detenido junto a Alejandro Flores Rivera, Presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud (FENATS). Ambos fueron llevados a la Base Aérea Maquehue, siendo este el último lugar en el que se les ve con vida.

El día 5 de octubre de 1973, a través del Bando N°9 de la Comandancia de Guarnición de Temuco, se informó a la ciudadanía que ambos habían sido asesinados bajo la justificación de Ley de Fuga y hasta el día de hoy sus cuerpos permanecen desaparecidos y sin respuesta para las familias.

“Para nosotros como familia, la Base Aérea representa el último lugar donde estuvo con vida nuestro padre, después de haber pasado por el regimiento y por la Base Maquehue, ahí fue donde finalmente lo declararon muerto por un «intento de fuga». Así que, que en este lugar se levante un memorial y que además esté protegido como Monumento Histórico significa un paso más para empezar a limpiar su nombre y homenajear su vida. Creemos que es importante recordar, la memoria es frágil y reconociendo estos espacios contribuimos a no olvidar” señaló John Flores, hijo de Alejandro Flores Rivera.

Desde este recinto militar se ha logrado identificar que desaparecieron también María Arriagada Jerez (40), Jorge Eduardo Calderón Otaiza (28) Eduardo González Galeno (31) Dixon Retamal (24), Juan Bautista Riquelme Riquelme (31), Nelson Curiñir Lincoqueo (22) y el sacerdote francés Etienne Pesle de Menil.

“Yo estaba en cuarto medio cuando me fueron a buscar al liceo y me llevaron a la FACH y ahí comienza una situación que yo, de lo brutal, nunca, nunca había esperado que pudiera ocurrirme” señaló Jorge Silhi al ser consultado sobre su vivencia en la Base Aérea Maquehe. “Si lo digo académicamente, tendría que decir que es el infierno de Dante, donde corre el río de agua hirviendo y es un lugar destinado a la gente más mala del mundo. Donde corre el río de sangre hirviendo y nauseabundo. En términos coloquiales o en términos de conversación normal, diría que fue el lugar donde unos tipos se entusiasmaron con la oferta de poder, con el poder que les dieron, de poder disponer de la vida de cada uno”, indicó.

Un Monumento Histórico dedicado a la reflexión

Hoy, familiares de ejecutados políticos y desaparecidos en este lugar, así como personas que fueron víctimas de violación a sus derechos humanos en estas dependencias, buscan levantar un espacio de reflexión y memoria que cuente con un reconocimiento del Estado, a través de la declaratoria de un Monumento Histórico. Es así como un grupo de jóvenes profesionales de diversas disciplinas, quienes tienen una vinculación familiar a este recinto o se sienten llamados a mantener la memoria viva para la no repetición de estos actos, se encuentra trabajando en la recopilación de antecedentes históricos, testimoniales y archivos audiovisuales para realizar el ingreso de la solicitud de declaración al Consejo de Monumentos Nacionales.

“Nos sorprende que a pesar de la gran relevancia que este lugar tiene para la historia local y nacional en lo referente a la memoria, exista un profundo desconocimiento de las atrocidades que ahí ocurrieron. Creemos que este espacio nos permitirá fortalecer la memoria nacional, rendir homenaje a todos quienes fueron presos políticos, torturados, asesinado y hechos desaparecer desde este recinto, pero sobre todo avanzar en educación para las futuras generaciones, porque visibilizar y reconocer es el primer paso para la no repetición. Confiamos en que las autoridades de la Base Aérea Maquehue entenderán la importancia de estos procesos para muchas familias y podremos llegar a un reconocimiento” señaló Natalia Flores, periodista quien ha coordinado el proyecto.

El proyecto ya fue ingresado ante el Consejo de Monumentos Nacionales, quienes definirán los próximos pasos a seguir, entre los que se encuentran la revisión del expediente presentado que incluye: archivos históricos, testimonios, información geográfica, entre otros; así como una consulta de la autoridad al propietario del recinto.

Este proyecto además cuenta con el respaldo de diversas organizaciones, quienes manifestaron su apoyo a través de cartas presentadas al conejos, entre ellas se encuentra la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Político de La Araucanía, el ex Centro de Investigación y Promoción a los Derechos Humanos de la Araucanía, la Red de Sitios de Memoria, Memoria, Viva, entre otras organizaciones que por años han trabajado para rendir homenaje a las víctimas de la dictadura y garantizar la educación al respecto, para que las futuras generaciones no olviden los crímenes del pasado.

“Nosotros entendemos que este es un aporte importante a la memoria, a reivindicar los Derechos Humanos y también un acto reparatorio para quienes desaparecieron o fueron asesinados allí y para quienes fuimos secuestrados en ese lugar. Yo puedo dar fe de lo sucedido ahí y son actos que no podemos repetir, y uno de los pilares más importantes para la no repetición, es primero conocerlos. Esta declaratoria puede ser un gran aporte a la memoria regional, a la formación en Derechos Humanos, evidentemente eso va a contribuir a una sociedad más respetuosa y alcanzar acuerdos de que los Derechos Humanos deben ser respetados por todos y para todos” señaló Carlos Olivia, presidente de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de La Araucanía.

De ser aprobada esta declaratoria por el Consejo de Monumentos Nacionales, la Base Aérea Maquehue se constituirá como el primer Monumento Histórico destinado a la memoria en un recinto militar en La Araucanía y el segundo Monumento en la región, sumándose a “Miraflores 724” Ex Cuartel de la Central Nacional de Informaciones (CNI), el cual, gracias a las gestiones de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de La Araucanía, recibió en abril de este año la aprobación de declaratoria como Monumento Histórico.

Equipo De Prensa EldiariodelaCosta

Post Relacionados

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!