Revolucionaria tecnología UFRO con nanopartículas, marca, visualiza y ataca pequeñas zonas de células cancerígenas desde su etapa inicial permitiendo un tratamiento más corto y eficaz

 Revolucionaria tecnología UFRO con nanopartículas, marca, visualiza y ataca pequeñas zonas de células cancerígenas desde su etapa inicial permitiendo un tratamiento más corto y eficaz

Oxiris es un sistema desarrollado por investigadores del Centro de Excelencia en Física e Ingeniería en Salud que funciona a base de radiación convergente e infusión de nanopartículas y permite una radiación focalizada. Ya se trabaja en el primer prototipo y a fin de año se realizarán las primeras pruebas a nivel experimental.

 

Una reducción significativa en el tiempo de detección y tratamiento de un cáncer permitirá un revolucionario tratamiento que desarrollan investigadores de la Universidad de La Frontera en Temuco.

Se trata de OXIRIS (sigla en inglés, en español: Sistema de Rayos-X de Ortovoltaje que induce radiación), un sistema desarrollado por un grupo de investigadores del Centro de Excelencia en Física y Salud, que funciona mediante la suma de procesos. El primero es una inyección de nanopartículas al torrente sanguíneo, que se desplaza de forma concentrada y selectiva hacia las zonas cancerígenas. Allí las marca, lo que permite visualizarlas y atacarlas a través de un tratamiento focalizado, el que se hace mediante radiación convergente, es decir, focalizada sólo en una zona determinada.

Por medio de esta tecnología se incorpora al organismo un preparado inocuo (las nanopartículas) que se adhiere a los tumores a través de los anticuerpos cancerígenos, para así poder aplicar la radiación de un modo más efectivo en la zona pre marcada”, explica el líder del proyecto, Rodolfo Figueroa, doctor en Física y director del Centro de Excelencia en Física e Ingeniería en Salud de UFRO.

Esto representaría un cambio relevante respecto de los procedimientos actuales contra el cáncer, dado que, por lo general, se efectúa primero la detección, luego viene todo el período de planificación del tratamiento y finalmente el tratamiento propiamente tal. En cambio, con una tecnología como la de OXIRIS una vez detectado el cáncer el tratamiento puede hacerse en forma simultánea.

Esto hecho es muy importante ya que, entre la detección, la planificación y el tratamiento puede transcurrir mucho tiempo, durante el cual el tumor puede haber cambiado de forma, tamaño y posición, lo que evidentemente afecta al buen resultado del tratamiento. A este procedimiento de le denomina teranóstico, es decir diagnóstico y tratamiento simultáneo”, explica Figueroa.

Asimismo, el experto detalla que los tratamientos de radiación actual externa aún no operan de esta forma, salvo en medicina nuclear, en que se aplican algunos procedimientos teranósticos mediante la inyección de isotopo radiactivo, pero no son de gran efectividad y pueden llegar a afectar a órganos sanos. Por ello, OXIRIS implica una solución, dado que no contaminará radiactivamente al paciente, ya que es radiación externa guiada y concentrada y se enfoca en las zonas en donde están las células tumorales.

En principio OXIRIS podrá tratar cualquier tipo de cáncer, en etapas tempranas e intermedias, pero a tumores no tan profundos, es decir hasta siete centímetros aproximadamente. Asimismo, el beneficio para los paciente es la detección y tratamiento simultáneo con alta precisión, lo que en consecuencia implica un tratamiento más corto y eficaz.

El equipo liderado por el doctor Figueroa, espera realizar las primeras pruebas a nivel experimental a fin de año y así dar un nuevo paso en un proyecto. La iniciativa, que ya lleva alrededor de nueve años desde su concepción, nace por el interés de los investigadores de comenzar a estudiar cómo podrían contribuir a los tratamientos del cáncer, de un modo más preciso y efectivo, dado que el cáncer es la principal causa de muerte entre los chilenos, de acuerdo a las Estadísticas Vitales publicadas en diciembre por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Como Universidad de La Frontera hemos venido trabajando durante la última década para potenciar el alcance de nuestras investigaciones en el ámbito de la ciencia que tiene aplicación real en las personas, en este caso, en temas de salud, para generar el mayor impacto posible  en la sociedad”, sostiene el Vicerrector de Investigación y Postgrado de UFRO, Rodrigo Navia.

Hasta ahora los investigadores, que ya han realizado cinco publicaciones en revistas científicas, presentado solicitudes de patentes de invención en varios países, siguen trabajando en OXIRIS en un “laboratorio bunker” subterráneo de la UFRO en Temuco. Con ello esperan seguir avanzando en el dispositivo, el cual expondrán en una Conferencia Internacional que se desarrollará en San Francisco, Estados Unidos, a mediados de año.

Notero del Diario de la Costa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.