El sistema internacional amenazado

 El sistema internacional amenazado

Samuel Fernández Illanes
Académico Facultad de Derecho, UCEN

 

La actual Comunidad Internacional, desde Naciones Unidas, sus organismos, los avances en derechos humanos, libertades democráticas y económicas, paz y seguridad internacionales, o vigencia del derecho internacional, se ha visto robustecida con la incorporación de temas que las sociedades requieren, como la igualdad de género, preservación del medio ambiente, acceso a los avances tecnológicos, y tantos más complementarios. Sin embargo, no todo es armónico ni unánimemente respetado. Enfrenta variados desafíos, algunos incipientes, y otros evidentes.

De los 193 países miembros de la ONU, ni siquiera en un tercio, rigen democracias plenas, y se cumplen los fundamentos esenciales del sistema; que con dificultades, se ha desarrollado, apoyado por un robusto andamiaje jurídico, órganos competentes, y tribunales encargados de imponerlo.

Siempre habrá regímenes que procuren violarlo. Pero, pueden ser sancionados, y los países, tienen la responsabilidad colectiva de no aceptar excepciones. Lo grave es si no sucede.

Dos de las tres principales potencias, no califican de democracias plenas. China y Rusia, acrecientan su poder interno sin plazo de término, y avanzan en lo internacional, principalmente en lo vecinal, en el Mar del Sur y Taiwán, o Ucrania, respectivamente, creando zonas de conflicto.

Hasta Estados Unidos esbozó escapar de su tradición. Se añaden otros claramente autocráticos, Turquía, Irán, Corea del Norte, que desafían a los demás, sin contención, lo que alienta a seguir su ejemplo. En nuestra región, Cuba y Venezuela, claramente dictatoriales, añaden a Nicaragua; sin olvidar seguidores.

También sucede en Asia, en África con gobiernos eternos, en el mundo Árabe, despóticos retrógrados como Afganistán, el intento del Estado Islámico, o Siria, con fanáticos terroristas. Han proliferado en pocos años, y el sistema internacional, parece haber perdido valores, su capacidad de prevención, y corrección. Terminan tolerados y hasta imitados.

Ésta es la amenaza mayor. Que el sistema tan trabajosamente creado, ya no tenga fuerzas para ser defendido, y sea superado sin remordimiento, o trasformado en semi-inservible, donde se cumple el rito de denunciar sin consecuencias. Todavía no se ha generalizado, pero el resquebrajamiento continuo y las excepciones, advierten que podría suceder.

Karla Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.